Belmond Hotel Cipriani, un hotel de película en mi viaje a Venecia

Hace unas semanas, me hice una escapadita a Venecia, la ciudad romántica por excelencia, a la que he tenido suerte de ir en varias ocasiones, pero esta vez sería para vivir una experiencia diferente en uno de sus hoteles más emblemáticos, el Belmond Hotel Cipriani, situado en la isla de Giudecca, a cinco minutos en barca desde la Plaza de San Marcos.

Belmond Hotel Cipriani, situado en la isla de Giudecca

Antes de seguir compartiendo con vosotros esta inolvidable aventura veneciana, os recomiendo un temazo italiano que me encanta para que os acompañe en vuestra lectura, “Caruso” de Lucio Dalla.

El trayecto desde Aeropuerto Internacional Marco Polo a la Plaza de San Marco es apasionante. Lo más barato es coger Vaporetto (15€ aprox.), pero si os apetece algo más de privacidad, lo ideal es alquilar una lancha, que cuesta unos 120 €. El viaje dura unos 30 minutos donde, poco a poco, te vas sumergiendo en la maravillosa Venecia mientras disfrutas de unas preciosas vistas y de las islas de alrededor como Murano, famosa por su cristal.

El trayecto desde Aeropuerto Internacional Marco Polo a la Plaza de San Marco

Volviendo al hotel…Vivir en un hotel con gran historia por el que han pasado desde Orson Welles, Robert Wagner, Andy Warhol, Margaret Tatcher, la Princesa Diana, Anthony Hopkins, Robert De Niro, Liam Neeson, Meryl Streep y hasta Jack Nicholson, entre otros, sabiendo que, además, para George Clooney es como si fuera su segunda casa, es como formar parte del guión de una película.

Un hotel con historia en el que George Clooney es como si fuera su segunda casa

Fue en 1956 cuando Giuseppe Cipriani, fundador del mítico Harry´s Bar, consiguió hacer realidad su sueño de construir un hotel exclusivo que estuviera cerca de la Plaza de San Marcos, pero a la vez que estuviera lejos de todo para poder desconectar y, por otro lado también conseguir privacidad.

Giuseppe Cipriani

Con él se asociaron las tres hijas del difunto Conde De Iveagh, (cabeza de la familia Guiness): la vizcondesa Boyd de Merton, Lady Honor Svejdar y Lady Bridget Ness (Princesa Brígida de Prusia), las cuales decoraron personalmente su propia suite que a día de hoy conservan su nombre. En 1976 la familia Guiness vendió el hotel al magnate de barcos, James B.Sherwood, que posteriormente se convirtió en uno de los hoteleros más reputados del mundo, dueño del grupo Belmod.

Espectacular me pareció la llegada al hotel en la preciosa lancha de madera que tienen disponible para hacer continuos trayectos desde la Plaza de San Marcos. La primera visión es la del precioso jardín de la fachada, que me cuentan que no estuvo listo hasta la misma mañana de la inauguración del hotel, en 1958.

Espectacular me pareció la llegada al hotel en la preciosa lancha de madera que tienen disponible para hacer continuos trayectos desde la Plaza de San Marcos.

Fue el ya fallecido diseñador parisino, Gérad Gallet, quien se encargó de la opulenta decoración del hotel seleccionando exquisitos tejidos (algunos de ellos de Fortuny), elegantes muebles para su decoración y maravillosas lámparas de cristal de Murano.

Gérad Gallet, quien se encargó de la opulenta decoración del hotel seleccionando exquisitos tejidos (algunos de ellos de Fortuny), elegantes muebles para su decoración y maravillosas lámparas de cristal de Murano.

Las habitaciones, en general, destacan por su sencilla elegancia, estando algunas más recargadas. Es la 125 en la que se aloja George Clooney siempre que viaja a Venecia. Tuve la suerte de conocerla en detalle, admirar su fabulosa terraza con vistas a la piscina y a la basílica de San Marcos, e incluso saber que se siente estando en su mismísimo baño!!!

Las habitaciones, en general, destacan por su sencilla elegancia

El espléndido jardín (Casanova) es uno de los mayores tesoros de hotel y debe su nombre al mayor romántico de Venecia, Giacomo Casanova, que cuentan que fue en este lugar donde organizó varias citas secretas con sus amadas. A día de hoy, en él se puede disfrutar de las espectaculares esculturas de Mitoraj.

Giacomo Casanova

El Belmond Hotel Cipriani también destaca por la sublime gastronomía de cada uno de sus restaurantes.

– ORO, que está recién estrenado y en él, además, del impresionante buffet de desayunos, se puede disfrutar de una romántica cena con una cuidada selección de platos del chef Davide Bisetto. Me consideré muy afortunada de poder ver de cerca como preparaba uno de sus platos emblemáticos: espárrago pintado (por cierto, muy erótico;)!!).

ORO

– Cip´s Club, informal pero con mucho glamour, donde hay un comedor y una terraza en forma de cubierta sobre el agua. Durante mi estancia aún estaba cerrado, puesto que la nueva temporada en la que reabren el hotel después de permanecer varios meses cerrado para ponerlo a punto, justo acababa de empezar.

– Porticciolo Pool Restaurant, está en la piscina y en él se sirven especialidades regionales y bebidas refrescantes.

Porticciolo Pool Restaurant

– Gabbiano Bar donde se puede disfrutar de riquísimos cócteles frente a la gran piscina. Aquí fue donde el famoso “barman” del Belmond Hotel Cipriani y también gran amigo de George Clooney, Walter Bolzonella, me habló sobre el cóctel que el mismísimo actor inventó, llamado “Buonanotte” y que probé por la noche. Elisabetta Canalis, exnovia de Clooney, también inventó otra bebida a la que puso por nombre “La Nina´s Passion”, en honor a su abuela.

Gabbiano Bar

Como curiosidad, contaros que en este hotel fue donde se inventó el “Carpaccio”, plato que crearon para el menú una comida municipal, a principios de los 60, y que se dio en honor al centenario de Carpaccio.

“Carpaccio”, plato que crearon para el menú una comida municipal, a principios de los 60, y que se dio en honor al centenario de Carpaccio.

Para más información:

www.hotelcipriani.com

¡¡¡En el siguiente post, os contaré sobre otros
lugares especiales de mi  viaje a Venecia!!!

 

8 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

Añadir una imagen