Viaje a Israel. Tercera parada: Galilea y Nazaret

Después de Acre, pusimos rumbo a Galilea pero antes hicimos una primera parada para visitar Nazaret. Tengo que confesar que ésta era una de las visitas que más me apetecía de todo viaje, junto con Jerusalén, pero fue la que más me decepcionó. Me esperaba una visión más parecida a la que se describe en la Biblia, y a la contra me encontré con una urbe con poco encanto. Es cierto que demasiadas cosas han pasado a lo largo de la historia, a través de la cual se han destruido y reconstruido los restos de construcciones desde la época de Jesucristo pero, bueno, pensaba que esa esencia se hubiese podido mantener de alguna manera.

Al llegar a Nazaret, lo primero que visitamos fue la Basílica de la Anunciación que está custodiada por los Franciscanos y que fue construida por la Iglesia Católica Romana, en 1966, sobre los restos de una Iglesia bizantina que existía allí. Dicha Iglesia se construyó en el lugar, donde según cuenta la tradición, el Ángel Gabriel le anunció a la Virgen María el Nacimiento de Jesús y por lo tanto donde, según cuenta la historia, también se encontraba la casa de San José y la Virgen María. Ese lugar esta marcado por un altar que se ha levantado en el interior de la Iglesia, a día de hoy considerada como la mas grande en el Medio Oriente.

Basílica de la Anunciación, Nazaret

Jesús pasó su juventud en Nazaret, antes de comenzar su ministerio cuando tenía 30 años aproximadamente. Después de trasladarse a Cafarnaúm, Jesús volvió a enseñar en la sinagoga de Nazaret dos veces más, pero ambas veces lo rechazaron.

Sinagoga de Nazaret

De Nazaret pusimos rumbo a la zona de Galilea, donde a escasos kilómetros unos de otros, se encuentran lugares muy significativos de Tierra Santa y que tienen especial protagonismo en la Biblia por ser donde Jesús transcurrió parte de su vida, predicó y donde también compartió muchos momentos con sus 12 Apóstoles.

La siguiente visita fue al Monte de las Bienaventuranzas situada en la orilla noroeste del Mar de Galilea, entre Cafarnaúm y Gennesaret.  En esta colina, según cuenta la tradición, Jesús pronunció el sermón de la montaña. En el lugar se erige una capilla católica construida en 1939 por las Hermanas Fransciscanas y diseñada por el arquitecto Antonio Barluzzi, llena de simbolismo numérico que representan la Justicia, Prudencia, Fortaleza, Caridad, Fe y Templanza. Me impactó ver como había peregrinos de todas partes del mundo desde asiáticos, africanos, europeos hasta americanos.

Monte de las Bienaventuranzas situada en la orilla noroeste del Mar de Galilea

Posteriormente estuvimos en Tabjha, a unos 3 km de Cafarnaúm, donde se encuentra lo que se conoce con el nombre de “El manantial de Cafarnaúm”. Para los residentes es un lugar popular para la pesca debido a sus famosas “siete fuentes” y los manantiales de agua caliente que atraen a los peces. En este lugar se produjeron varios episodios de la historia Jesús. Allí, sobre restos bizantinos del siglo IV y V, se encuentra la iglesia de “La multiplicación de los panes y los peces” que aunque su edificio es del siglo XX, mantiene mosaicos de la Iglesia bizantina que allí se encontraba y bajo el altar, está la roca que formó parte de la primera iglesia.

El manantial de Cafarnaúm, Tabjha

Cafarnaúm fue la siguiente parada. Se trata de un antiguo poblado ubicado a orillas del mar de Galilea. Fue uno de los lugares elegidos por Jesús para transmitir su mensaje y realizar algunos de sus milagros. Allí se encontraba la casa de San Pedro. Hoy en día las ruinas existentes pertenecen a dos iglesias: a los franciscanos que controlan la porción oeste con la sinagoga y a los griegos ortodoxos.

Cafarnaúm

Posteriormente visitamos Mágdala, que está a pocos kilómetros de Carfarnaúm, y que está citado en la Biblia. Se dice que María Magdalena nació en esta localidad, que era muy importante en aquellos tiempos.  Los franciscanos son los propietarios de las ruinas del siglo IV y se ha convertido en un centro de visitantes católicos, donde se encuentra la excavación de una sinagoga de la época de Jesucristo en la que, según cuenta la tradición, predicó. Es la mejor conservada de las 7 existentes en el mundo.

Acabamos nuestra ruta en Yardenit , que es el lugar más cómodo para acceder al Río Jordán, ya que al sitio del bautismo de Jesús no se puede llegar fácilmente.

Yardenit

¿Dónde nos alojamos en Galilea?

En esta zona, pasamos la noche en Mitzpe Hayamim Spa Hotel, que cuenta con una granja y cultivos orgánicos propios y con cuyos productos se cocinan todos los menús que se ofrecen en el restaurante. Es el primer hotel con enfoque de Turismo Rural de la zona.

Tiene una espectacular vista al Mar de Galilea y aunque la decoración no es la más atractiva, es un lugar perfecto para descansar, meditar y estar en contacto directo con la naturaleza y animales.

Mitzpe Hayamim Spa Hotel

¡¡¡No os perdáis el próximo post de mi viaje a Israel
donde os contaré mi recorrido por el Mar Muerto y Masada!!!

Agradecimientos a:
Turismo de Israel (www.goisrael.es)

2 Comentarios

  1. Vaya envidia!!! Tengo muchas ganas de conocer esas tierras!!!

    Saludos desde León (España)!!!
    BLOG: Top10Listas.com:
    http://www.top10listas.com
    Facebook: https://www.facebook.com/top10listas
    Twitter: @top10listas
    Bloglovin: http://www.bloglovin.com/blog/6596169/top10listascom

  2. Piluca ha dicho:

    Preciosa experiencia e increíbles fotos.
    Un viaje que me encantaría hacer.
    Mil gracias por contarlo con tanto detalle!
    Bss

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Añadir una imagen