Quiero y necesito escucharte mejor

La razón por la que escribo este post, es porque soy consciente que desde hace algunos años tengo un problema, y es ahora cuando he tenido la fuerza suficiente para poder afrontarlo y poner solución a ello porque sí, tiene solución, y eso es algo muy positivo. Si con mis palabras puedo ayudar a alguien que esté en la misma situación que yo, nada me haría más feliz. Es por eso por lo que lo comparto con vosotros!!!

Pues bien, desde unos años atrás (en concreto, unos cinco) y después de un resfriado veraniego mal curado, empecé a ser consciente de que mi oído estaba perdiendo cada vez más fuerza, y era más frecuente que repitiera la frase típica de: “¿¿¿Qué??? Me lo puedes repetir por favor, que no te he oído”, o cuando alguna noche salía e iba a algún sitio donde la música estuviera más alta de lo normal, necesitaba más días de los normal para que me recuperara de los acúfenos (malditos pitidos!!!).

Fue entonces cuando me lancé a ponerme en manos de varios especialistas para recibir distintos diagnósticos sobre lo que me estaba ocurriendo. Y todos coincidían en lo mismo. Había perdido oído y seguramente fuera algo hereditario, ya que se trataba de un problema del oído interno, y era ahora cuando había dado la cara. Otra de las cosas que me dijeron es que el tema no tenía solución operando, ya que al tratarse de un problema en el oído interno, no se podía recurrir a esa vía. Por cierto, os comento algunos detalles sobre el funcionamiento de las distintas partes del oído humano para así refrescaros un poco la memoria:

OIDO EXTERNO:

El sonido se propaga por el medio, a través de una onda sonora. Esta onda es recibida por el pabellón auditivo (parte del oído externo) que, entre otra funciones, recoge dicha onda y la conduce hacia el CAE (conducto auditivo externo). Por dicho conducto viaja esta onda hasta impactar en la membrana timpánica y hacerla vibrar.

OIDO MEDIO:

La membrana del oído medio está adherida al mango del martillo (uno de los huesos de la cadena osicular). Al vibrar el tímpano, dicha cadena, trasmite el sonido, mediante vibraciones, hasta llegar a la ventana oval. Otra de las partes del oído medio, es la trompa de Eustaquio, cuya labor es igualar las presiones entre el oído medio y el exterior.

OIDO  INTERNO:

En esta parte, la onda sonora que entra a través de la ventana oval, produce en la zona vestibular, una diferencia de presiones entre los líquidos contenidos en la cóclea. Estos líquidos, estimulan diferentes células, llamadas ciliadas, que trasforman la energía mecánica de la onda sonora trasmitida, en impulsos eléctricos que se dirigen hacia las áreas cerebrales que controlan la audición.

01

Volviendo a mi caso, todos los otorrinos a los que visité, me aconsejaron que tenía que solucionar mi problema para mejorar mi calidad de vida, y que eso podría hacerlo si empezaba a usar audífonos…Horror!!!Entonces que pasa ¿¿¿me tengo que poner audífonos como las señoras mayores??? . Eso me decía yo a mi misma, un tanto agobiada con la situación, y sin saber que hacer. Es curioso pero los problemas de visión generan mucho menos complejos que los de la audición. Es más, a la gente joven hasta le “mola” llevar gafas, pero audífonos, como que no. Así que en aquel momento me negué a aceptar esa solución, y seguí con mi vida normal (sin aparatos de ningún tipo), como había hecho hasta ahora. Creía que tampoco sería para tanto. Pues tengo que confesar que en estos años, aunque he escuchado muchas cosas, he notado que me perdía tantas otras, tantos detalles, tantas conversaciones interesantes, y otras tan divertidas…En muchos momentos, me he sentido totalmente autista porque al no enterarme bien de lo que se hablaba, acababa desconectando y poniéndome a pensar en mis musarañas. Además, muchas de las personas con las que estaba, y que no sabían de mi problema, pensaban que era una maleducada al no contestar cuando me preguntaban algo, o que era tonta de remate porque respondía algo que no tenía que ver con lo que me habían preguntado.

Así que, al final, no pude con la situación y ahí es cuando apareció GAES (www.gaes.es) para ayudarme a solucionar mi problema de audición.

 02

¿Por qué fui a GAES?

Aquí tenéis las razones:

– Tienen más de 65 años de experiencia en dar soluciones auditivas a las personas con problemas de audición.

– Cuentan con más de 600 centros, a nivel nacional e internacional. Una vez que entras en contacto con GAES, te pueden atender en el centro que mejor te venga, hacerte revisiones gratuitas para siempre y limpiar tus audífonos también gratuitamente.

– Tienen una atención totalmente personalizada.

– Puedes pagar tus audífonos a plazos, de 3 a 36 meses, o en 12 meses y sin intereses.

– En el precio de los audífonos están incluídos 3 años de garantía.

– Te dan 72 pilas gratuitas por audífono.

– Sus especialistas reciben formación continua sobre los últimos avances en audiología y nuevas tecnologías

– La Comunidad de Madrid les otorgó el distintivo de “Madrid Excelente” por la calidad de sus servicios.

-Además, si no quedas satisfecho, en GAES se comprometen a devolverte el 100% del importe de tus audífonos durante los tres primeros meses.

Os detallo bien el completo protocolo que siguen en GAES a la hora de atender a un paciente, para que os podáis hacer una idea:

Fase 1: Agendan al paciente para darle día y hora en el centro que mejor le venga.

Fase 2: Toman datos personales y crean un historial médico del paciente. Es un tipo información que les ayuda a valorar el tipo de adaptación que necesita la persona en cuestión.También hacen un cuestionario para detectar en que situaciones nota el paciente que lapérdida es mas evidente. De este modo, se consigue personalizar lo máximo posible la adaptación.

03

Fase 3: Se explica al paciente la prueba a realizar y se le hace una primera exploración delconducto, por si tuviera algún tipo de obstáculo o patología que hiciera imposible realizar la prueba .

04

Fase 4: Se pasa a la cabina, donde se realizan 4 pruebas fundamentales para laadaptación. Con el resultado de esta audiometría, se valoran los audífonosmas adecuados para el paciente.

06

Fase 5: Se explica al paciente del resultado de la audiometría. En caso de que el resultado sea con pérdida auditiva, se detalla porque es necesaria la adaptación.

07

Fase 6: Toman impresiones para molde o audífono intracanal, y dan cita para la entrega de los audífonos.

Pues bien, después de estudiar mi caso concreto, se manifestó en la audiometría que tenía una importante caída en las frecuencias agudas y que, en cambio, las frecuencias graves las conservaba bastante bien. Por tanto, me recomendaron llevar los audífonos RIC, que permiten tener el conducto auditivo ventilado, y así evitar que las frecuencias graves se amplificaran al taponar el oído con cualquier otro tipo de audífono. Los aparatos RIC, permiten una ganancia de volumen considerable, a pesar de su reducido tamaño, ya que se recibe el sonido directamente en el CAE (canal auditivo externo), el cual está muy cerca de la membrana timpánica. Son tan pequeños que ni se nota que los llevas puestos!!!

08

Sé que mucha gente joven tiene el mismo problema que yo, ya sea por mi misma patología, porque han escuchado la música altísima desde que eran adolescentes o por lo que sea. Lo importante es que tengamos fuerza para afrontar el problema y poner solución a ello. Lo primero, es que si eres joven, toma siempre precauciones para cuidar tu oído y no lo expongas a situaciones acústicas demasiado extremas porque podrás dañarlo, y puede que nunca vuelvas a recuperarlo. A los que ya tengáis un problema auditivo evidente aún siendo jóvenes, como es mi caso, además de que debéis mimar vuestro oído mucho más de lo normal, os animo a que eliminéis de vuestra mente complejos absurdos y os lancéis a poder escuchar mejor haciendo uso de audífonos. Lo dice una que lo ha vivido en primera persona. Nunca olvidéis que quien os quiere de verdad, le dará igual que llevéis audífonos, gafas o que tengáis una verruga en la nariz!!!

09 Para más información contacta con GAES
Web: www.gaes.es
Teléfono de información: 902 39 39 40

40 Comentarios

  1. Cristina ha dicho:

    Que bien que te hayas atrevido a contarlo de manera serena y simple, así són las cosas y dejemos ya de crear tabús. Como digo siempre, en cada casa cuecen habas y en la mis galeradas y ya es hora que nos apoyemos entre todas en vez de reirnos de los demás.
    Así que enhorabuena por tu gran decisión en resolver este problema que mejorara tu calidad de vida y en hacerlo publico. A lo mejor muchas de nosotras, hagámos lo mismo sin complejos!
    Feliz dia!! Besos, Cristina

  2. Didi ha dicho:

    Cada día me pareces más admirable, te mereces lo mejor!!!

  3. Maribel ha dicho:

    Enhorabuena por este post y por tu gran generosidad contando ” tu problema” para convencer a las personas que no es tal problema y que tiene solucion. Estupenda idea compararlo con la vista ¿Por que no nos importa llevar gafas y se nos hace un mundo el saber que necesitamos un audífono? Gracias por tu ayuda Maria, eres una gran persona!!

  4. Hola María,
    Eres admirable, te lo digo en serio. Me alegro muchísimo de que hayas puesto solución al problema, y que a partir de ahora vayas a tener una mejor calidad de vida. Eres un ejemplo y haces que todo parezca tan fácil y bonito, que espero que mucha gente se anime.
    Yo te recuerdo hace mucho tiempo diciendo que tuviéramos cuidado con ponernos la música muy alta, etc… y desde entonces lo hago, igual que las revisiones.
    Gracias, como siempre
    Un besazo
    Mary
    http://travelling-chic.blogspot.com.es/

  5. Me alegro de que hayas encontrado solución y te hayas enfrentado al problema.
    Besos.

    Gemeladas

  6. Carmen ha dicho:

    Pero q natural y q mona eres!!! Me ha encantado el post! Es admirable q te atrevas a contarnos algo tan “personal”. Seguro q gracias a esto mucha gente se anima a usar audifonos! Gracias por hacernos ver q “los q salis en las revistas” teneis los mismos problemas q cualquiera de nosotros y por intentar ayudarnos con vuestro ejemplo. 1beso muy fuerte Maria!!!

  7. Pero que amorosa eres Maria, hasta para contar esto…lo has hecho de manera tannnnnnnnnnn normal sin rollos ni dramas que te mereces un olé.
    Hay mucha gente que por culpa de la sociedad tannnnnnnnn perfeccionista que tenermos, tiene problemas de vista, audición etc y que por no llevar gafas o aparatos…no los usa.En fin…un besazooooooooooooo y aunque no me oigas bien, yo te love u igual jajajjajajjajj!

  8. Que valiente de compartirlo María, me alegro mucho de que hayas solucionado tu problema.

  9. Cristina ha dicho:

    Olé tus narices, María!!! Eres un ejemplo !!!

  10. Eres genial María!!! Y valiente pq te atreves a contarnos estas cosas tan importantes y personales. Seguro q tu ejemplo ayuda a alguien a afrontar el mismo problema. Todos tenemos nuestras cosillas. Un abrazo wapa!!!! 😉

  11. Mamen C ha dicho:

    Enhorabuena por tu valentía. Y ánimos, que noe s nada.

  12. Ahhh y chulísimo el vestido

  13. Ya sabes que te admiro, pero te superas día a día. Gracias por compartir tu experiencia. ¿Sabes? Conozco a la gente de Gaes desde hace muchísimos años; te conozco a ti y creo que haréis una simbiosis excelente!!! Besos muy fuertes!!! Se te quiere mucho!!! Gemma

  14. Hola Maria
    Yo tengo a mi amiga, que hace muchos años utiliza el audifono, al principio la daba cosa y se tapaba con el pelo, pero realmente no te das ni cuenta y lo que importa es oir bien, ahora esta encantada, asi que animo y no te quites.
    Besos

  15. Joana ha dicho:

    Hola Maria,
    Hace tiempo que visito tu blog porque me pareces una persona muy cercana y me gusta leer lo que escribes. Después de leer este post todavía te siento más cercana ya que el tema me resulta bastante familiar. Por desgracia, quien tiene problemas auditivos no soy yo, digo por desgracia pq el que los tiene es mi hijo pequeño, Nico.
    En el parto de Nico hubieron problemas importantes y a causa de ellos mi hijo tiene una pérdida auditiva moderada. Le ocurre como a ti, tiene una caida importante en los agudos pero los graves los oye bien, eso en el oido izquierdo pq en el derecho su sordera es profunda y ni siquiera lleva audífono.
    Nico es un niño completamente integrado y no tiene problemas con su audífono, tanto él como su entorno lo tiene completamente asimilado. Además, nosotros encantados de que “solo” le haya quedado esa sordera después de todo lo que le podía haber pasado!. Además, con los adelantos que se van haciendo dia a dia en el tema de la audición, quien sabe el día de mañana…..
    Bueno María, no te entretengo más aunque estaría horas contándote anécdotas y experiencias con el mundo de los problemas de audición, en el que a menos que te toque involucrarte es bastante desconocido.
    Besitos y ánimo, si mi hijo de 5 años no tiene problemas, tú tampoco los vas a tener!!!!!

  16. Tina Banks ha dicho:

    Gracias por ser tan valiente y compartirlo con nosotras. Ah! Y tu look genial.

    http://www.elblogdetinabanks.com

  17. menuda fuerza de voluntad wappa nadie es capaz de hacerlo <sí por que sí tk

  18. alex- ha dicho:

    Gracias María.Ya sabes que te aprecio un montón.Un besazo.

  19. Cuki ha dicho:

    De verdad me lo tengo que creer?

  20. Montse ha dicho:

    Muchas gracias por compartir tu experiencia!
    Para mi, después de año y medio llevando audífonos, sigue siendo un problema hablar del tema.
    Te admiro, gracias de nuevo!

  21. patrioro ha dicho:

    gracias por contarlo y ayudar a otras personas!!

    besos desde
    EL ARMARIO DE UNA SHOPADDICT BY PATRIORO
    http://patrioro.blogspot.com.es/

  22. Mercedes ha dicho:

    Hola Maria!
    Tme encanta tu post. Y quiero contarte que a mi suegra de un dia para el otro, puntualmente luego del casamiento de mi cuñado perdio un oido…no le han podido nunguna explicacion muy certera, solamente que tal vez por el snido muy fuerte de la fiesta. Dedsde esedia fue a miles de especialistas, pero ya no hubo caso. Por suerte el oido sano cubrio el que no funciona.
    Cariños desde Punta del este
    Cutu

  23. Vanessa ha dicho:

    Maria, no sabes como te entiendo. Yo perdí la audición de un oido cuando tenia 6 años, No es operable, ni puedo utilizar audifono. Nunca he tenido reparos en decirlo y no me he sentido acomplejada, también tengo que decir que mi vida ha sido absolutamente normal, porque compenso la audición con mi otro oido. Además llevo gafas desde los 14 y no puedo utilizar lentillas.(Diagnosticado por el oftalmologo y habiendo hecho infinidad de pruebas). Ahora tengo 35 años. Ninguna de estas cositas me impide sentirme bien conmigo misma. Me encanta llevar mis gafas, que me sientan genial y espero que mi oido bueno, me dure mucho, si no para que están manos. Animo y mucho besos

  24. Marianne ha dicho:

    Así es como hay que tomarse la vida!!! todo tiene solución!!! y cuánta honestidad sincera!!! besotes

  25. ANA MARIA ha dicho:

    Lección magistral de que la salud es lo primero. María León enhorabuena por contar tu experiencia! Y nada de ánimo porque no es nada malo llevar audífonos. Un abrazo. Y enhorabuena por tu blog guapa!!!

  26. Lorenzo Rico ha dicho:

    Esto huele a una AUTOPROMOCIÓN de Gaes que tira de espaldas.
    Además del cursillo gratuito que nos da sobre el oído debería afinar precios de sus audífonos en periodo de crisis como el que atravesamos. También debería admitir que hay muchos profesionales dotados de preparación y excelente aparatos que hacen asequible una solución a quien padece este serio problema.

  27. Cristina ha dicho:

    Conoces a María León? Yo sí….y sé positivamente que tiene un problema con su oído, no grave, pero sí, problema, y nunca a los que la conocemos nos lo ha negado ni se ha avergonzado de ello. Dudo mucho que, sabiendo como es ella, quiera promocionar nada,más bien es brindar su experiencia a personas que tengan un problema parecido y hacerles sentir que es algo que hoy en día tiene fácil solución. Nada más! Te admiro,María!

  28. Graciela ha dicho:

    Hola María:
    Me he quedado muy sorprendida con tu sinceridad al contarnos tu problema de audición. Yo también tengo un problema bastante serio de audición por causas hereditarias, aunque yo con 18 años ya tenía necesidad de audífonos en ambos oídos. A día de hoy todavía tengo días terribles de bajón por tener que depender de unos aparatos para mi vida, con temor de que se me estropeen y no poder desenvolverme en el trabajo (tengo una pérdida del 80%) con los audífonos tengo problemas horribles a la hora de entender las conversaciones telefónicas que me hacen sentir incompetente en el trabajo y la gente al no sufrirlo no le entiende del todo (incluso hay quien me susurra…).Gracias por hacer nuestro problema algo más corriente.

  29. Laura ha dicho:

    No dejas de sorprenderme con tu sencillez, de verdad. Me encanta este post, muchas veces nos ponemos a nosotras mismas limitaciones absurdas sólo por culpa de complejos, pero como tú dices, quien te quiera de verdad te querrá aunque lleves una máscara de Darth Vader en la cabeza (bueno igual me he pasado). Un besito!!

  30. Maria ha dicho:

    Hola Maria! Me alegra que compartas con nosotros tu problema de audición. Llevo audífonos desde pequeña y me gustaría que se cambiara la imagen y no hubiera prejuicios sobre el tema… Habría que hacer un cambio de imagen. No cambiaría a mi Otorrino de Barcelona por nada, para mi es el mejor!!!. Un saludo!

  31. Pilar ha dicho:

    Yo tengo el audífono Ric pero yo creo que me lo han adaptado muy mal poque para ver la tele tengo que poner subtítulos por que no entiendo bien las palabras, co el anterior que tenía oía mejor, no en todas las ciudades tienen los mismos equipos de adaptación, donde vivo es un pueblo y creo que no tienen los mismos medios.

  32. Pingback: Con audífonos y pisando fuerte | El blog de María León

  33. Estimada María, gracias por tu valentía y aportación, seguro que tu testimonio es de gran ayuda a personas con el mismo problema, eres muy amable por compartirlo.
    En nuestro centro vamos a comenzar en septiembre con grupos de entrenamiento en lectura labial y comunicación no verbal, esperamos que también puedan ayudar a personas con este problema pues es un tratamiento altamente recomendado en casos dónde la audición aun no está perdida del todo. SI quieres te animamos a que vengas a conocer nuestro método. http://www.vacaorgaz.com
    Gracias María.

  34. Q mal me parece, yo hice un comentario, y por lo visto no ha gustado y me lo han borrado, sólo dije q yo he trabajado en gaes, q esto espuro marketing, y q gaes es carísimo hay otros muchos sitios donde comprar audifonos sin bajar calidad pormucho menos.l

  35. Monica Rivas Ferreira ha dicho:

    Gracias!!!!

    Me ha encantado, que facil lo has explicado.

    Yo te recomiendo donde lo compre yo.

    http://www.euro-sone.com/

  36. Sofía ha dicho:

    Hola María! Me alegro muchísimo de que hayas puesto solución a ese problema! Me siento muy identificada contigo y con todo lo que has dicho en este post. Yo también utilizo audífonos, desde los cuatro años hasta mis casi 18. Muchas veces caigo en un pozo de autocompasión y me deprimo muchísimo por tener que depender de ellos para mi día a día y por no escuchar bien a veces las conversaciones. Por suerte no tengo una pérdida excesivamente grave, y cuando estoy en la playa o en la piscina puedo estar sin ellos y escuchar bastante bien, además de estar muy integrada en mi grupo de amigos. Sin embargo, en breves empezaré la universidad y temo muchísimo el no ser capaz de explicar mi problema y no hacer amistades o no enterarme de nada en las clases.
    Es la primera vez que me aventuro a buscar sobre este tema en Internet, y me siento muy agradecida de ver que también hay gente que pasa por lo mismo que yo. Muchísimas gracias por compartir tu experiencia!
    Besos

  37. Me ha encantado. me he sentido mejor viendo que también hay gente que pasa por lo mismo que yo. Muchas gracias por compartirlo con nosotros

  38. Alicia ha dicho:

    Me alegro un montón de que te hayas adaptado bien y lo lleves sin complejos. Mi madre perdió un ojo hace dos años y los primeros meses no quería salir de casa sin gafas de sol, ni maquillarse, ni mirarse al espejo… tenía tanto complejo que cada día se iba encerrando más. La convencimos de que fuera al psicólogo para aceptar su problema y gracias a él se dio cuenta de que no era nada que esconder, ni ninguna vergüenza. Ahora lleva sus gafas de ver con normalidad y la mayoría de la gente ni se da cuenta de que tiene una prótesis. Hay que aceptar nuestra realidad

  39. Muchas gracias por tu testimonio, me he sentido tan identificada ..voy el sábado a mi prueba de audífonos después de cinco años mirando hacia otro lado , me has dado más fuerzas para seguir con esto que tan duro como son los acufenos Y el no oír bien ,espero en breve estar tan feliz como tú lo estás ahora después de tanto tiempo triste y siendo una persona que antes no era…y si es cierto quién nos quiere nos querrá igual… de nuevo Gracias por compartirlo!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Añadir una imagen