Sexo en Nueva York

María León y el look de novia de Carrie en Sexo en Nueva York

Tenía muchísimas ganas de ver esta película pero no sacaba ni un minuto para poder ir a verla y finalmente ayer una amiga y yo fuimos al cine con otros dos amigos.

Al principio pensabamos que les iba a dar una pereza tremenda a ellos pero mirando de reojo pudimos comprobar que a los chicos también les podía divertir porque se reían bastante aunque luego durante la cena comentaron que la conclusión a la que llegaron es que nosotras somos tontas y superficiales y los chicos que aparecían en la película unos calzonazos!!!. No estoy nada de acuerdo porque las mujeres cuando pasamos una cierta edad no nos andamos con tonterias, tenemos mucha más independecia y nos gusta que los hombres se lo curren y nos demuestren sus sentimientos hacía nosotras pero pero sin pasarse por supuesto….De lo contario estamos mejor solas que mal acompañadas…

A mí me gustó muchísimo la película…Me pareció muy divertida y en cuanto a moda es un referente total. Ellas iban impecables siempre y el look de novia de Carrie fue espectacular, sobre todo la pluma de la cabeza. Le sentaba de maravilla.

Os diré la verdad y es que uno de nuestros amigos se escapó 45 minutos durante la película para ver el apasionante partido de Nadal y Federer. Está totalmente perdonado porque la verdad que fue digno de ver. Cuando acabó la película todavía no había terminado y tuvimos la suerte de poder ver el final. Fue apasionante. Jamás había visto un partido con tanta emoción, vamos que me puse a llorar cuando vi a Nadal derramando unas lagrimillas. Él es el mejor de los mejores y un ídolo de masas y por si fuera poco un tío supersimpático y humilde que al fin y al cabo cuando se está en su posición es algo digno de admiración…

Después del partido fuimos a cenar al restaurante más “in” del momento en Madrid que se llama “Flash Flash” (Nuñez de Balboa 75) donde ponen unas hamburguesas de muerteeee!!!!. La decoración del sitio es muy moderna y tiene mucha luz y amplitud!!!. En conclusión: superagradable!!!

Etiquetas: ×

2 Comentarios

  1. bruno ha dicho:

    Nadal-Federer. Ida de olla:

    ¿cómo sería el mundo si no cupieran las comparaciones, si nuestro cerebro no pudiera establecer un orden entre las cosas, de más a menos o de mejor a peor o de mayor a menor, por cantidad y calidad de pelo o de cualquier otro atributo a examen?, ¿cómo sería el mundo si por ende el lenguaje careciera de adjetivos y adverbios comparativos al no tener que expresar pensamientos ya imposibles?
    La primera respuesta que me dio la mente fue trivial, e inmediatamente concluí que quizá por eso sería inútil: en un mundo así, aquellos dos hombres no serían percibidos por orden de vellosidad y, por tanto, no cabría referirse a ellos como el hombre de más y mejor pelo y el hombre de menos y peor pelambre, sino como el de cabellera espesa y el calvo, con la feliz consecuencia de que ninguno de los dos resultaría más agradable visualmente que el otro, sino que ambos serían agradables por igual: uno peludo y otro pelón.

    Me exigí seguir pensando, porque estaba persuadido de que mi primera reflexión no pasaba de enjuta. Entonces concluí provisionalmente que una inteligencia sin facultad de establecer relaciones de comparación nos haría libres: no habría mejores ni peores recuerdos, sino sólo recuerdos; no habría mejores ni peores momentos, sino sólo momentos; no habría torneos, ni parrillas de salida, ni recuentos, ni envidias… ¿para qué? Un mundo sin poder comparar sería un mundo feliz en el que por fin cada uno podría ser cada uno, a secas, ni mejor ni peor que otros. Pasmado, tuve que escuchar cómo mi cerebro se apresuraba a escupir una frase de recetario de desecho, tantas veces manoseada y tan pocas puesta en cuarentena: las comparaciones son odiosas.

  2. La Divina ha dicho:

    Hi sweet,

    Me acabo de encontrar tu blog.Estabas fantástica en la entrevista de El Mundo. Te amo. Nos vemos el Sábado en la cena de los Missoni en el Marbella Club.

    Te amo y lo sabes.

    Besis, take care.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Añadir una imagen